Gustavo se prepara para su último gran desafío del año: el master de Orlando

November 1, 2019

Al tenista riotercerense Gustavo Fernández le queda un desafío en una temporada soñada, en la que ganó tres de los cuatro Gran Slam, recuperó el número 1 del ranking, ganó el oro en los Parapanamericanos de Lima y colaboró con el histórico cuarto puesto del equipo argentino en el Mundial de Israel. Se trata del Masters, en Orlando, Estados Unidos, del 19 al 26 de noviembre. Gustavo ganó los primeros tres Gran Slam del año, Australia, Roland Garros y Wimbledon con autoridad. Se quedó con las ganas de obtener el último, al caer en las semifinales del US Open. “Yo hubiese querido ganar en Nueva York, pero fue un año espectacular. No me pude sacar la amargura en mucho tiempo, pero es difícil pedir más. Hay que ser justo con uno mismo, porque el año fue increíble. Lo busqué. Pero lo más importante fue el crecimiento como profesional, persona, líder de un equipo, jugador, un montón de aspectos. Capitalicé todo lo que venía trabajando y eso me enorgullece. El resultado va y viene. Pero la experiencia y el crecimiento como jugador que sumé fue como ganar el Grand Slam”, le dijo al diario La Nación. Después de varias semanas de pretemporada en el Centro Asturiano de Buenos Aires, en Vicente López, el líder del circuito de tenis en silla de ruedas viajó a Barcelona, ciudad en la que suele realizar distintas etapas de su entrenamiento (su entrenador, Fernando San Martín, está radicado allí). Y, en breve, viajará a EE.UU. para el Masters. Luego llegará el descanso breve por las Fiestas y el comienzo de 2020, viajando a Oceanía. “¿Qué objetivos tengo? Quiero ganar todos los torneos, desde hoy y hasta el día que me retire; no quiero dejar ninguno. Estoy muy enfocado. Voy a cumplir 26 y pretendo seguir achicando el margen de error”, comentó mostrando una fuerte motivación. Por otra parte, Fernández confiesa que no duerme como debería y que comenzó a utilizar “el anillo del sueño”. “Uno de los temas que nos planteamos con Santi Sánchez (un profesional que trabaja en la mente y concentración del tenista) fue en mejorar mi descanso y mi nutrición teniendo en cuenta que uno busca jugar 60 partidos al año y no llegar tan desgastado física y mentalmente. El descanso es muy importante para eso. Entonces, estoy buscando la forma de agarrar un hábito correcto, de ver cómo duermo. Ya estoy usando el fitbit (un reloj que monitorea la actividad física). Queremos utilizar la tecnología e innovar para ver si nos sirve y buscar otro salto de calidad”, comentó.

 

 

Please reload

Noticias Recientes

Please reload