"Amo el ruido, pero también amo competir"

July 14, 2016

José María López debutará este año en la categoría de autos eléctricos en la que se enfrentará a varios ex F-1. " Es pegar un salto", dijo.

 

 

Poco antes del fin del 2015, Citroën anunció que finalizaría su programa oficial del WTCC al término del 2016. La noticia llevó a José María López, actual bicampeón y líder de la categoría, a buscar nuevos horizontes. Su objetivo pasaba por mantener el vínculo con la empresa francesa y así cerró filas con el equipo DS Virgin de Fórmula E. Será el retorno de Pechito a los monopostos después de diez años, pero con la gran diferencia de que se trata de autos impulsados por motores eléctricos y que corren casi todas sus fechas en trazados urbanos (México es la excepción porque se utiliza el autódromo Hermanos Rodríguez). El cordobés deberá acostumbrarse a eso de ahorrar energía para una buena estrategia, ya que cuando la batería se agota hay que ingresar a boxes a cambiar de auto. Horas antes de probar ayer en el circuito español de Guadix, Pechito charló con Olé .

-¿Cómo vivís esta llegada a la F-E, categoría a la que el público argentino, más amante del ruido, no está acostumbrado?

-Es un poco rara para los amantes del ruido. Pero para mí es un desafío muy lindo, sobre todo por el nivel de pilotos. El coche es difícil y como piloto no tengo que hacer nada distinto a lo que hay que hacer arriba de cualquier auto de carrera, con o sin ruido. Para mí esto es pegar un salto, subir un escalón, más por el nivel de apellidos que hay. Y en Europa tiene mucha repercusión, más grande que el WTCC.

-¿Qué te genera volver a competir en monopostos después de diez años?

-Es una sensación muy linda. Gracias a Dios en estos últimos tres años viví cosas que no esperaba. Correr otra vez en Fórmula es volver al viejo amor. Sentarse en el cockpit, apretado y con la butaca al cuerpo son sensaciones muy lindas que extrañaba.

-¿Te tenés que readaptar para manejar un monoposto?

-Es como el dicho de la bicicleta, no te olvidás nunca. Es cuestión de subirse y dedicarse; así espero volver a hacerlo bien. Es parte del desafío, ser competitivo en un entorno en el que hace mucho tiempo que no estoy.

-¿Cómo tomás que el calendario sea casi todo en circuitos urbanos?

-Les tengo mucho respeto a los callejeros, me ha ido muy bien y muy mal. Y más todavía con un auto de Fórmula E que es indócil, con poco grip y fácil de cometer errores. Hay que tomarse las cosas con calma para ir conociendo el auto y construir confianza.

-¿Cómo veías a la Fórmula E cuando nació?

-Siempre me manejo con honestidad. Cuando nació, no me llamaba la atención pero a medida que fue pasando el tiempo me fue creciendo el interés, especialmente por el nivel de pilotos. Esto para mí es seguir creciendo en el automovilismo.

-¿Creés que es una categoría para otras generaciones que vendrán y no las que ya están metidas en el automovilismo que esperan más ruido?

-No está mal que lo critiquen. Yo amo el ruido, pero también amo competir. Y me inclina más la balanza competir y ser rápido en un auto de carrera. Por supuesto que el ruido es algo hermoso y yo extraño el de la F-1. Pero como profesional es una oportunidad que se presenta y es un paso adelante en mi carrera. Está apuntado a un público más de ciudad y nuevo, pero en el mundo cada vez hay más autos eléctricos. Así que más que futuro es presente.

-¿Sentís que te va a costar más ganar en Fórmula E que en WTCC?

-Primero no sé si voy a ganar, ojalá lo haga. Sé que es muy difícil porque hay ex Fórmula 1. Me va a costar y seguramente el público que está detrás esperará que gane todas las carreras y eso será difícil. Tengo fe en que DS desarrollará el auto y ojalá sea un súper coche.

 

 

Please reload

Noticias Recientes

Please reload